Se acerca el fin de la primera década del siglo 21, y pronto iniciaremos el viaje en la segunda. Ha sido una década bastante activa, y a pesar de que se dice que han hábido más logros en esta decáda en comparación con la primera del siglo 20, personalmente yo tengo mis dudas. O sea, no digo que no sea cierto, solo que los grandes descubrimientos científicos, inventos revolucionarios, y todo lo demás aun no ha causado el impacto que causó, por ejemplo, el automovil cuando Henry Ford lo introdujo al público en la primera década del siglo 20.

Sin embargo, el vídeo de arriba no se refiere a eso, y más bien lo que pretende es mostrarnos el “avance”, o mejor dicho el comportamiento de ciertas estadísticas alrededor del mundo, durante los dos últimos siglos, o sea durante los últimos 200 años. El video es presentado por el médico, experto en estadísticas y visualización, Hans Rosling. La animación se realizó a través de Trendalyzer, un software de visualización de información creado por la Fundación GapMinder, dirigida por el propio Rosling.

Ahora bien, para crear este interesante vídeo se necesitaron más de 120,000 piezas de información sobre 200 países en los últimos 2 siglos, y como verán los datos son reveladores y asombrosos a la vez.

Para muchas personas, incluso para su creador, este vídeo lo que muestra es que a pesar de todos los males que afectan a la humanidad: guerras, pobreza, hambruna, analfabetismo, explotación laboral, corrupción, insalubridad, violencia, drogadicción, y otros tantos problemas que de seguro todos conocen, supuestamente estamos viviendo los mejores momentos en toda la historia de la humanidad.

Y es que si nos basamos en lo que las estadísticas dicen, la realidad es que definitivamente estamos bien y mejorando. El problema es que las estadísticas no siempre dicen la verdad. Es decir, las estadísticas de un país africano gobernado por un dictador, son aportadas por el propio dictador, si la gente diera sus propias estadísticas la verdad es que el vídeo sería bastante diferente. Sin embargo, eso es lo que tenemos, y en base a algo debemos medir nuestra realidad, y para el caso la expectativa de vida y los ingresos per cápita anuales son buenos indicadores.

Ciertamente hoy día la gente vive más que hace 200 años (aunque parezca mentira), o mejor dicho, hoy se puede prolongar la vida de un ser humano mucho más que a principios de 1800. De eso no tengo duda. De lo que si tengo duda es en el eje horizontal, ese que mide el nivel de pobreza. El hecho de que una persona hoy reciba más dinero por su trabajo que lo que recibía por el mismo trabajo hace uno o dos siglos, no significa nada. Y no significa nada por que los precios de las cosas no son estáticos, existe algo que se llama inflación.

Por ejemplo, supongamos un niño al que los domingos le daban $1, con los que compraba una soda, un chocolate y un helado. 20 años después recibe $100, pero puede comprar exactamente la misma soda, el mismo chocolate y el mismo helado. Inicialmente cualquiera diría que ese niño ha mejorado, porque recibe 100 veces más, pero cuando mucho sigue igual, o ha empeorado.

Finalmente hay algo que muchos pudieran pasar por inadvertido, y es que conforme pasa el tiempo la distancia entre los países ricos y sanos con respecto a los pobres y enfermizos, es mucho mayor cada vez. Antes era más fácil pasar de pobre a rico, o de clase media a rico. Hot día no hay clase media, solo ricos y pobres, y la distancia entre uno y otro grupo es enorme.

No hay comentarios

Dejar respuesta