Como la mayoría de las actualizaciones de Ubuntu, la versión 11.10 no es una revisión enorme, sino que mejora los grandes cambios que se hicieron en 11.04 con una limpieza del tablero (Dash), retocando el Ubuntu Software Center y agregando algún tipo de software por defecto. He aquí un vistazo a los mayores cambios en la versión beta recientemente publicada.

Ubuntu 11.04 introdujo algunos cambios grandes para el escritorio por defecto de Ubuntu, lo más notable fue nueva la interfaz Unity. Ubuntu 11,10 perfecciona algunos de los bordes más ásperos de Unity, mientras que añade una serie de nuevas y convenientes funcionalidades. No vamos a mencionar todos los pequeños cambios, porque de estos hay un montón, en su lugar resaltaremos los cambios más importantes y que notarás de inmediato.

El tablero o Dash ha sido simplificado

El Tablero (Dash), introducido en Ubuntu 11.04, es un lanzador agradable que proporciona acceso rápido a tus aplicaciones y archivos a través de una búsqueda rápida. Sin embargo, tenía unos algunos sonidos sordos que lo hacían molesto de usar en la versión 11.04. Ahora, el tablero tiene un solo botón, en la parte superior de tu dock, que abre el tablero completo, sin necesidad de lanzadores separados. En su lugar, los archivos y aplicaciones son “pestañas” dentro del mismo Dash, llamados “lentes”, y han añadido nuevos lentes musicales lo que te permite poner en marcha tus canciones desde el tablero (Dash). Además, el tablero tiene sus propios controles de ventana, de esta manera puedes maximizarla si lo deseas. También es poco transparente y los colores cambian de acuerdo a tu propio fondo de pantalla, lo cual es un buen toque.

Centro de Software de Ubuntu renovado

El nuevo Centro de Software tiene un aspecto fantástico, y es mucho más rápido de lo que era antes. En realidad, se parece mucho a la Mac App Store (supongo que no debería sorprendernos), pero es fácil de navegar, fácil de instalar aplicaciones, y en realidad algo que podría verme usando ahora mismo. Todavía hay algunas asperezas, pero en general es una gran actualización.

Junto con esta renovación está el hecho de que Synaptic ya no se incluye por defecto con Ubuntu. Esto puede enfurecer a algunos veteranos de Linux, pero puedes instalarlo fácilmente desde el Centro de Software y seguir adelante con tu vida. No es que Synaptic sea imprescindible, pero se hace un poco extraño arrancar y buscar Synaptic y no encontrar nada.

Thunderbird y los nuevos programas predeterminados

Por fin, Ubuntu incluye Thunderbird como cliente de correo predeterminado, y se integra muy bien con el escritorio de Ubuntu. Puedes acceder a él desde el menú de mensajes, recibir notificaciones de escritorio, e incluso redactar nuevos mensajes con sólo hacer clic en el icono del Dock. Pero todavía no abarca todo, por ejemplo, todavía falta la integración de calendario, pero es un cambio muy bienvenido, si prefieres Thunderbird a Evolution.

Deja Dup ahora también es la herramienta de copia de seguridad predeterminada, y que debería integrarse con el Centro de Control de GNOME y Ubuntu One.

Los controles de la ventana están ocultos por defecto

De los “cambios muy pequeños que todos están gritando” está el hecho de que cuando se maximiza una ventana, los controles de la ventana desaparecen junto con el menú Archivo, Editar, y otros menús de aplicaciones, mostrando sólo el nombre de la aplicación en la barra de menú. Si pones el puntero del mouse sobre la esquina superior izquierda de la pantalla, entonces vuelven a aparecer, y puedes minimizar, restaurar o cerrar la ventana, simplemente no existen a menos que pases el ratón.

Parece que un cambio extraño, especialmente si no te gustó que el menú de aplicaciones desapareciera en Ubuntu 11.04, pero así es como funciona.

Un nuevo y brillante intercambiador Alt + Tab

El nuevo intercambiador de Alt + Tab se ve mucho más bonito que antes, e incluso se integra las vistas previas de ventana si tienes varias ventanas abiertas para una aplicación específica. Aparte de eso, funciona prácticamente igual que antes, pero como el resto de 11.10, trae un brillo determinado para el sistema operativo que hace que sea más agradable de usar.

Nueva pantalla de inicio de sesión

GDM ya no es la pantalla de inicio por defecto de Ubuntu, sino una pantalla de inicio de sesión nueva llamado LightDM (junto con un tema bastante elegante que va con Ubuntu) que será el saludo por defecto al arrancar. Es un poco más limpia y más bonita que DMG, por lo que en realidad es un cambio agradable, aunque un poco extraño al principio. Sin embargo, el cambio más grande de la pantalla de inicio de sesión, es que ya no tienes la opción de arrancar en Ubuntu Clásico. Unity y Unity 2D (para máquinas de menor potencia) son ahora las únicas opciones que se incluye por defecto. Si quieres algo más (como el shell de GNOME 3, que todavía difiere en gran medida de la versión anterior de Ubuntu), se puede instalar desde el Centro de Software.

Estos no son los únicos cambios en Ubuntu 11.10, pero son los que más notarás al hacer el cambio. Si quieres probar la beta de Ubuntu 11.10 puedes descargar el Live CD aquí. La versión final de Ubuntu 11.10 Oneiric Ocelot será liberada el 13 de Octubre.

Algo me dice que esta versión hará que Linux empiece aumente su cuota de usuarios notablemente…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here