En los últimos años, han aparecido informes que afirmaban que el uso prolongado de teléfonos celulares podrían causar cáncer. Ahora, un nuevo estudio dirigido por el Instituto de Epidemiología del Cáncer en Dinamarca refuta esta opinión, según la BBC.

En total, 358.403 personas con teléfonos celulares fueron estudiadas durante un periodo de 18 años. De ellos, 356 desarrollaron cáncer de cerebro, mientras que otros 846 desarrollaron cánceres del sistema nervioso central. Estas cifras, sin embargo, estuvieron en línea con tasas de incidencia similar entre los que no tienen teléfonos celulares. En otras palabras, el informe concluyó que los teléfonos celulares no causan cáncer.

Según el profesor Malcolm Sperrin, director de la física médica en el hospital Royal Berkshire:

“Los resultados revelan claramente que no existe ningún riesgo adicional de desarrollar un cáncer en el cerebro, aunque sí parece haber algunas variaciones de menor importancia, aunque estadísticamente no significativas, en el tipo de cáncer.”

A pesar del estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que aún el uso excesivo del teléfono móvil “podría ser cancerígeno.” Por lo tanto, han puesto los teléfonos celulares en la misma categoría que el café, es decir no se pudo encontrar un enlace entre los móviles y el cáncer, pero tampoco se puede descartar que exista.

A estas alturas no sé a quién creerle, si a la OMS o a los diversos reportes que declaran que no existe relación directa entre el desarrollo de cáncer cerebral y el uso de teléfonos móviles. De todos modos, no está de más usar el manos libres de vez en cuando.

No hay comentarios

Dejar respuesta