A principios de esta semana los usuarios europeos del nuevo Samsung Galaxy Nexus comenzaron a reportar unas extrañas fluctuaciones de volumen cuando se daban ciertas condiciones de red, fluctuaciones que hacen que el nuevo buque insignia de Samsung se convierta en un verdadero dolor de cabeza cuando se usa en las áreas de cobertura 2G/EDGE.

Google ya ha reconocido el error y ha prometido una solución de software en los próximos días, por su parte Samsung ha re-confirmado el fallo y el anuncio de un parche inminente. Sin embargo, parece que el fabricante ha congelado los envíos del nuevo Galaxy Nexus mientras se resuelve el asunto.

De acuerdo con un cliente furioso, la tienda en la que tenía pensado comprar el Galaxy Nexus ha dejado de tomar ordenes del nuevo dispositivo, hasta tanto se resuelva el problema.

El error está siendo experimentado por un pequeño número de usuarios, casi exclusivamente en zonas de baja cobertura. Algunos experimentos simples indican que el problema reside en el manejo que hace el Galaxy Nexus de la banda de radio GSM de 900 Mhz, que se manifiesta en un cambio aleatorio del volumen o del estado de silencio, durante las llamadas.

Ahora tiene sentido porque Verizon ha postergado el lanzamiento del Galaxy Nexus en Estados Unidos. Esperemos que este sea el único problema del dispositivo y que ciertamente se solucione con la actualización de software.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta