Para los que no lo sepan, en Octubre Sony le compró a la compañía sueca Ericsson su participación en la empresa Sony Ericsson, por aquel entonces los observadores más agudos pronosticaban el fin de los días de Ericsson como socio oficial de la marca.

Ahora sabemos que la transición va a suceder más temprano que tarde, ya que para mediados del año próximo todos los teléfonos móviles fabricados después de la integración adoptarán la marca Sony como única. O sea, Sony Ericsson dejará de existir como marca y sólo existirá Sony.

Más interesante es el hecho de que la empresa tiene previsto fabricar sólo smartphones, dejando el mercado de móviles de gama media y gama baja detrás. Además, ahora que Sony Ericsson utiliza exclusivamente Android es probable que permanezca de esa manera en el futuro previsible, lo que será una contribución importante para el ecosistema Android, especialmente en Europa y Asia.

Ahora que el futuro móvil de Sony depende de Android, es lógico esperar que la compañía amplie su ya agresiva producción y marketing. Lo que se manifestará al menos en las tres líneas de productos principales: el núcleo, los teléfonos XPERIA, productos PlayStation mejorados como el XPERIA Play, y posiblemente, una línea más centrada en los archivos multimedia en torno a la marca Walkman.

Probablemente en Febrero veremos los primeros frutos de Sony en el Congreso Mundial de Móviles (Mobile Word Congress).

No hay comentarios

Dejar respuesta