El Spark es una tableta de especificaciones modestas y que está dirigida a aquellos que quieren ejecutar aplicaciones basadas en Linux en hardware abierto. Los creadores dicen que es la primera tableta que vienen con Plasma Active pre-instalado, una interfaz de usuario de código abierto diseñada para ser utilizada en una variedad de dispositivos de pantalla táctil.

Por 200€ (alrededor de 260 dólares), el Spark cuenta con un procesador ARM AMLogic de 1GHz, un GPU Mali-400, 512MB RAM, 4GB de almacenamiento, una ranura para tarjetas SD, Wi-Fi, y una pantalla multitáctil capacitiva de 7 pulgadas.

El creador de la tableta, Aaron Seigo, dice que “esto es más que otra pieza de hardware en el mercado… esta es una oportunidad única para el software libre”, y los ingresos obtenidos de las ventas se destinarán a la evolución futura de la plataforma. Seigo dice que los detalles sobre el pedido y la disponibilidad se darán a conocer mañana.

He estado dándole seguimiento a la interfaz de Plasma Active y la verdad es que le veo mucho potencial, sobre todo porque debajo hay Linux en estado puro. Es de código abierto y para ser sincero el software es mucho mejor que lo que viene en algunas tabletas de las que se venden por ahí.

No hay comentarios

Dejar respuesta