Después de la decepción de saber que no veríamos el Samsung Galaxy S III el Congreso Mundial de Móviles (MWC), Samsung ha enmendado su error con el lanzamiento del Samsung Galaxy Beam, el primer teléfono de Samsung con pico proyector integrado.

El Galaxy Beam incorpora una lámpara de 15 lumen capaz de mostrar imágenes de hasta 50 pulgadas en un cuerpo que no es mucho más grande que un teléfono estándar. Aparte del proyector, el Galaxy Beam tiene una pantalla LCD WVGA de 4 pulgadas, con una resolución de 800 × 480, un procesador dual-core ST-Ericsson Cortex A9 de 1GHz, 768 de memoria RAM y 8GB de memoria interna, además de una ranura abierta para tarjetas microSD.

Por desgracia la conectividad se limita a HSPA. En cuanto a las cámaras el Galaxy Beam tiene una cámara trasera de 5 megapíxeles y otra de 1.3 megapíxeles al frente. No está mal teniendo en cuenta todo el hardware que se debe encapsular en el teléfono. Por fuera el teléfono tiene una franja amarilla y tiene un grosor de 12.5 mm, de nuevo, impresionante teniendo en cuenta el hardware integrado. Una batería de 2000mAh, ligeramente más grande de lo normal, pero que no sabemos cuánto tiempo va a durar en el modo de proyector.

En cuanto al software, el Galaxy Beam viene con Android Gingerbread, y cuenta con una aplicación especial para proyector, para permitirles a los usuarios compartir partes específicas de contenido como fotos, videos o juegos.

Sobre el precio y la fecha de disponibilidad Samsung todavía no ha ofrecido detalles, pero sin dudas el Galaxy Beam puede ser muy bien acogido entre los amantes del vídeo y del cine, así como entre los usuarios corporativos.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta