Adobe dio a conocer hoy su tecnología LeanPrint, con el objetivo de reducir el costo de la impresión en los hogares y las empresas. LeanPrint funciona mediante la optimización del formato del documento, los colores y el diseño, mientras gestionan la salida de tóner para reducir el uso total de la tinta durante la impresión.

La nueva tecnología de software de Adobe, todavía pendiente de patente se utiliza en una variedad de plug-ins para las aplicaciones de escritorio más populares, como Adobe Reader, Microsoft Word, Excel, Internet Explorer y Firefox. Adobe dice que también está trabajando en el soporte para Microsoft Outlook, PowerPoint, y Chrome en el futuro.

Toshiba se ha asociado con Adobe para distribuir el software a sus clientes de Norteamérica. El uso de LeanPrint se puede visualizar en días, meses y años, proporcionando una manera para que las empresas realicen un seguimiento de su uso de la impresora y el ahorro. Mientras que existen soluciones similares, Adobe dice que su opción de ahorro de tóner, Toner Saver creará impresiones fuertes con menos tóner, y un modo Super Saver que utiliza un menor número de páginas. Adobe afirma que esto reduce los costos en un promedio del 40% en los documentos típicos de oficina.

El uso de la tinta de la impresora ha sido durante mucho tiempo un tema de gran debate para los consumidores y las empresas. Algunos fabricantes utilizan los cartuchos de tinta como una fuente de ingresos para sus divisiones de impresión, mientras que otros han tratado de ofrecer soluciones para reducir el consumo de tinta.

Los ingresos de HP del primer trimestre cayeron un 7% en su Grupo de Imágenes e Impresión, lo que indica que las impresoras están durando más, los consumidores se están moviendo al formato digital, o el aumento de la competencia está forzando a los consumidores a buscar en otra parte por impresiones de tinta amigable.

Si la tecnología de Adobe termina siendo ampliamente adoptada y si funciona bien en los dispositivos existentes, entonces creará aun más problemas para los fabricantes de impresoras que solían basarse en los cartuchos de tinta como una fuente de ingresos fácil.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta