Ciertamente Google+ ha marcado un cambio en la forma en que Google está buscando hacer sus negocios, pero ¿este intento de entrar al mundo de las redes sociales podría haber arruinado la empresa? Bueno, de acuerdo con un ex-empleado de Google eso es justo lo que ha ocurrido.

James Whittaker, quien alguna vez trabajó para Microsoft antes de ir a Google, estuvo trabajando en Google durante los últimos 18 meses y ahora ha decidido retornar a Microsoft, ya que según su experiencia, Google+ ha arruinado la dinámica de la empresa.

“El Google que me apasionaba era una empresa de tecnología que le daba poder a sus empleados para innovar. El Google que yo dejé era una empresa de publicidad con un sólo enfoque.”

Whittaker describe dos Googles, el Google antes de Google+ y el Google que quedó después de Google+. Después del famoso grito de guerra “social” de Google, la famosa “política del 20%” se fue por el desagüe ya que la empresa se enfocó en un solo propósito. Y ese propósito es convertir Google+ en una red social lo suficientemente atractiva como para competir de tu a tu con Facebook.

No quiero convertirme en abogado del diablo, pero estoy seguro que Whittaker dice la verdad, el problema es que eso que Whittaker no ve bien es precisamente lo que Google tiene que hacer.

Lejos de lo que se pudiera pensar, Google por encima de todo es una empresa que vende publicidad, y muestra de ello es que más del 95% de los ingresos de Google entran por esa vía. No vienen de Android, ni de las aplicaciones, ni de sus productos innovadores, los ingresos de Google vienen de la publicidad y en tal sentido, Google se enfrenta a una gran amenaza: Facebook.

Para nadie es un secreto que en los últimos años Facebook ha pasado de ser un fenómeno social a convertirse en un monstruo que reúne todos los elementos para convertirse en el centro de entretenimiento por defecto en la web. Hoy en día se hace de todo en Facebook, y no en vano es la página en la que los usuarios invierten más tiempo a nivel global. No existen empresa que no tenga una página en Facebook, no existe blog que no replique su contenido en Facebook y en el preciso instante en el que Facebook decida empezar a vender publicidad, Google se verá en serios y graves problemas.

¿Por qué? Pues no hay que ser un genio para entenderlo, si el 95% de los ingresos de Google viene por la publicidad, en el preciso momento en que esos ingresos se reduzcan o dejen de entrar, todas las demás dependencias de Google se irán al caño con Google, de ahí que Google esté tan empeñado en contrarrestar el crecimiento arrollador que Facebook ha ido consiguiendo en los últimos años.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta