Como aficionado del diseño web y amante del internet, creo que he probado prácticamente todos los navegadores web, desde Arachne (para DOS) hasta XXXterm (para UNIX) y pasando por todo lo que está en medio (Internet Explorer, Firefox, Waterfox, Netscape, Opera, Safari, Chrome, etcétera). Sin embargo, hasta antes de plantarme con Google Chrome, mi navegador favorito era Maxthon y si bien pienso que me será difícil alejarme de Chrome, creo que Maxthon muy pronto podía volver a ser mi favorito.

Durante los últimos dos años, aproximadamente, Google Chrome se ha convertido en el navegador de superar en términos de compatibilidad con HTML5 y soporte para CSS3. La mayoría de diseñadores y power users utilizan sitios como HTML5Test para comparar el soporte del navegador para las tecnologías web. Al final resulta que Chrome siempre ha sido el líder de la manada en este sentido. Pero eso ha cambiado.

Pero es importante destacar que no es Firefox, Opera, Safari o Internet Explorer quien está destronando al navegador de Google en este sentido. El nuevo líder en ese ámbito es Maxthon, un navegador que tiene más tiempo en el mercado del que tienen Firefox y Google Chrome. Maxthon 3, fue lanzado en 2010, y en lugar de la utilización exclusiva del motor de rendering de Internet Explorer, Trident, hacia el uso de Trident y Webkit.

Los usuarios de Maxthon que visitan el sitio web de prueba de HTML5Test se dará cuenta de que las calificaciones del navegador de 425 y 15 puntos de bonificación de un total de 500 puntos, superan la puntuación obtenida por la última versión de Google Chrome (Canary) que obtine una puntuación de 410 y 2 puntos de bonificación.

De hecho, Maxthon y Chrome son los dos únicos navegadores que superan la marca de 400 puntos en la prueba, seguidos por Firefox, Opera y Safari, todos en el rango de los 300 puntos.

Maxthon 3 viene con un conjunto de funciones confortables que combinando tanto las opciones populares como la navegación privada o las opciones de sincronización de datos con las funciones que no encontrarás en ningún otro navegador o en muy pocos. Esto incluye una opción de captura de pantalla, una función de lector de RSS, una función de silenciamiento de audio, descarga de vídeos cada ficha o una opción de refresco automático de las páginas.

Pero aun con todo lo anterior, la razón de mayor peso que me ha hecho volver a Chrome es su rendimiento combinado con su bajo consumo de memoria. Chrome es muy buen navegador, pero consume recursos como un monstruo. Basta con abrir 10 pestañas a la vez para que Chrome se apodere de la memoria RAM de tu sistema, y ni hablar del procesador. Con Maxthon no pasa nada de esto. Maxthon ofrece una mejor gestión de los recursos del sistema, pero sin sacrificar el rendimiento.

Puedes descargar Maxthon 3 desde la página web del desarrollador. Y para los interesados, aparte de la versión instalable, existe una versión portable y una versión para dispositivos Android que puedes descargar desde aquí.

1 Comentario

Dejar respuesta