Aparentemente Research In Motion, la compañía que fabrica los dispositivos BlackBerry está evaluando otras opciones con asesores financieros , en un esfuerzo por detener la caída continua de la compañía. Las ventas del iPhone y los teléfonos Android han crecido desde su introducción en 2007 y 2008 respectivamente, mientras que en comparación, las ventas de BlackBerry se han estancado. Según Bloomberg, RIM no tiene intención de venderse, pero están considerando una inversión estratégica y se inclinan hacia la licencia de su software BlackBerry.

Para una empresa basada en software propietario, esa es la señal de un último esfuerzo, un izamiento de la bandera blanca, si se quiere. Al renunciar a algo que nadie tiene (la plataforma BlackBerry) RIM se arriesga a quedarse al margen de cualquier competidor. En el improbable caso de que RIM pueda encontrar un socio estratégico, eso sólo serviría para mantenerla compañía a flote temporalmente. ¿Por qué? Porque que un socio sólo traería nuevo hardware y el hardware no es lo que tiene a RIM en su situación actual.

En realidad, RIM está en la situación de debacle en la que está debido a su software, fueron lentos a la hora de madurar su software BlackBerry, y mientras iOS y Android salieron ofreciendo una experiencia sólida para dispositivos con pantalla táctil, RIM se aferró a los botones físicos y las pantallas de poca calidad y luego trataron de replicar la experiencia táctil, pero ya era demasiado tarde. Los desarrolladores de aplicaciones se dieron cuenta, y a la hora de desarrollar aplicaciones para dispositivos móviles optaron por iOS y Android.

Dicho de otra manera, Research In Motion tuvo un exceso de confianza en lo que ofrecían a los clientes, se durmieron en sus laureles y simplemente no cambiaron con los tiempos.

Dicho lo anterior, la pregunta por obligación es, ¿quién puede estar interesado en la concesión de licencias de la plataforma BlackBerry? Ese es el otro problema, porque la respuesta corta es: nadie. Apple tiene su propia plataforma , la más exitosa de todas. Nokia ha hecho su cama con el software Windows Phone de Microsoft. Samsung, LG, HTC, Sony y muchos otros han adoptado por Android. Estas tres plataformas tienen ecosistemas multimedia y de aplicaciones mucho más amplios que BlackBerry, y eso hace que el interés por la plataforma sea aun menor.

Los únicos dos candidatos que podrían mostrar algún tipo de interés por una licencia para la plataforma BlackBerry son ZTE y Huawei, quienes podrían ver en BlackBerry una apuesta adicional a sus esfuerzos en Android, y que permitiría a los fabricantes chinos poner otro pie en las regiones donde BlackBerry tiene un fuerte seguimiento. Aunque esto es una presunción personal.

Ahora bien, el hecho de que este movimiento no tenga un muy bien pronóstico no quiere decir que sea una mala idea. Si RIM logra conseguir uno o dos clientes interesados en licenciar BlackBerry, recibirían una bocanada de aire fresco en el aspecto financiero, lo que les permitiría concentrarse en la mejora del software, mientras otros se enfocan en el hardware.

Sin embargo, independientemente de si licencian BlackBerry o no, me apena decir que a este ritmo, es muy probable que a finales de este año RIM termine convirtiéndose en una empresa de servicios y software y que abandonen el hardware. Esto en el mejor de los casos.

No hay comentarios

Dejar respuesta