Siempre he creído que los precios de algunos smartphones no guardan relación con lo que ofrece el teléfono, pero creo que este es el colmo. Parece que algunos e-tailers ya tienen disponible para la venta el nuevo teléfono Samsung Galaxy S III, la versión internacional con procesador de cuatro núcleos y 64GB de almacenamiento. Y dado que las compañías de Estados Unidos optaron por los modelos de 16 y 32GB, aquellos que quieran el modelo de 64GB podrán conseguirlo, a cambio de un ojo de la cara.

Los chicos de Mobile Syrup presentaron la versión internacional del móvil con 64GB de almacenamiento a la venta por sólo 1,167 dólares canadienses. Aproximadamente 1,172 dólares para los interesados. Y para que no te quejes por el precio el envío es gratis. Por ese precio consigues el mismo teléfono con procesador de cuatro núcleos a 1.4 GHz disponible a nivel internacional, pero con mucho más almacenamiento, aunque también puedes conseguir una tarjeta micro-SD de 64GB por menos de 80 dólares.

No quiero ser extremista, pero no creo que haya mucha gente dispuesta a pagar más de 1,100 dólares por un teléfono de plástico como el Galaxy S III, y menos si puedes comprarlo en Europa por casi la mitad de ese precio.

No hay comentarios

Dejar respuesta