El aumento de los dispositivos electrónicos de bajo costo está impulsando una nueva ola de aficionados del hardware. Utilizando tarjetas programables como el Arduino y micro-computadoras como el Raspberry Pi, puedes construir todo, desde tus propias súper-computadoras hasta una cervecería casera conectada a internet.

Pero una startup belga llamada Circuits.io quiere llevar esta tendencia aún más lejos. Quieren darte el poder para construir tus propias tarjetas de circuito impreso personalizadas.

Históricamente, ha sido costoso y difícil para los aficionados hacer tarjetas de circuitos impreso, pero Circuits.io quiere cambiar eso, ofreciendo un servicio web de diseño de tarjetas electrónicas hecho especialmente para los aficionados y completada con diseños de componentes de código abierto. Y pronto también ofrecerán un servicio de impresión de placas de circuitos bajo demanda, al estilo CafePress.

La empresa fue fundada a principios de este año por Schrauwen Karel Bruneel y Ben Schrauwen. Bruneel es un ingeniero eléctrico postdoctorado en la Universidad de Gante y el co-creador de Dwengo. Por otro lado, Schrauwen es profesor de Machine Learning y robótica en la Universidad de Gante y el co-fundador de Mollom, una compañía de filtrado de spam que fue adquirida por Acquia el verano pasado.

Los dos han decidido llenar el vacío en sus vidas, llenando un vacío en el mercado del software de diseño electrónico automatizado (DEA). Bruneel y Schrauwen se han percatado de lo difícil que resulta enseñar el diseño de circuitos a los principiantes con las herramientas que hay en el mercado. La mayoría de estas herramientas son para grandes empresas de electrónica y son demasiado complicadas y costosos para los aficionados, explicó Schrauwen.

Mientras tanto, los aficionados se ven obligados a diseñar de la nada las partes comunes de una tarjeta, como las fuentes de alimentación, o al menos introducirlas manualmente en su software de diseño a partir de un esquema. En el mundo del software, los desarrolladores confían en las bibliotecas de código abierto para evitar la tediosa tarea de tener que volver a crear componentes comunes. Pero Schrauwen cree que las incompatibilidades entre las diferentes aplicaciones de DEA han hecho que sea difícil crear bibliotecas comunes de código abierto para tarjetas de circuitos.

Finalmente, una vez que has terminado una placa de circuitos lo normal es que quieras imprimirla. Pero Schrauwen dice que los fabricantes suelen tener un pedido mínimo de 1,000 unidades, lo que hace que las tarjetas impresas sean prohibitivamente caras para la mayoría de los aficionados. E incluso aquellos que pueden pagar por la fabricación en lotes tendrán que esperar semanas para tener en sus manos el producto final.

Circuit.io ha logrado solucionar los tres problemas. Su herramienta de diseño basada en la web está dirigida a los aficionados, y Schrauwen y Bruneel dicen que la han hecho lo más simple posible.

Pero lo realmente interesante es la biblioteca de componentes. Circuits.io ya cuenta con cientos de componentes que los usuarios pueden utilizar en sus proyectos. Además, los usuarios pueden subir y compartir sus propios diseños. En cierto modo, lo que Circuits.io está ofreciendo es muy parecido a GitHub, pero para hardware.

Además de ser capaz de reutilizar los componentes, los hackers de hardware podrán hacer forks de los que ya existen, es decir, hacer sus propias copias para modificarlas y compartirla. Incluso no tendrá que utilizar el editor en línea, podrás importar y exportar tus diseños desde Eagle u otros programas de diseño popular.

Schrauwen dice el editor en línea y las bibliotecas de código abierto siempre serán gratis, y la empresa ganará dinero a través de los servicios de impresión bajo demanda.

Según Schrauwen, la razón por la que cuesta tanto producir tarjetas de circuitos impresos (PCB) es que los fabricantes tienen que hacer pruebas extensas pruebas y preparación de un diseño antes de que sea puesto en producción. Sin embargo, mediante la estandarización de sus formatos, Schrauwen dice que Circuits.io puede eliminar la mayor parte de este trabajo de preparación, lo que les permitirá enviar archivos a los fabricantes que están listos para ser impresos.

Al eliminar estos primeros pasos costosos, los usuarios de Circuits.io serán capaces de comprar un solo PCB en lugar de 1,000, y poder tener las tarjetas sus manos mucho más rápidamente.

Circuits.io es una excelente iniciativa, y una herramienta muy útil para ingenieros y diseñadores que deseen crear prototipos de sus diseños, pero lo cierto es que no están solos en su misión. Upverter es un diseñador de circuitos esquemáticos online, y e comunidad en línea, y Fritzing también está tratando abaratar el costo de producción de las PCB. En otras palabras, este movimiento apenas acaba de empezar.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta