El día hoy Canonical ha liberado la versión 12.10 de su distribución Ubuntu Linux, nombre en código “Quantal Quetzal”, nombre que obtiene a partir del nombre de un ave de impresionante de aspecto llamada Quetzal.

Quantal representa el inicio de un nuevo ciclo de desarrollo de dos años y sienta las bases de lo que será Ubuntu en el año 2014. Por lo tanto, esta liberación se centra en averiguar lo que están haciendo los usuarios de escritorio y los de empresa, a fin de ofrecerles las herramientas adecuadas a sus necesidades.

La liberación ha llegado justo a tiempo. Canonical sigue un ciclo de liberaciones seis meses entre una versión de Ubuntu y otra, y libera las nuevas versiones durante los meses de Abril y Octubre de cada año. Han pasado seis meses desde que el lanzamiento de Ubuntu 12.04, Precise Pangolin, que trajo consigo una serie de mejoras en la amada/odiada interfaz Unity.

La mala noticia para los que odian Unity, junto con HUD y Dash, es que siguen estando presentes en 12.10. De hecho, va a seguir siendo un elemento destacado en el escritorio de Ubuntu en el futuro previsible. Canonical se ha comprometido a observar cómo la gente lo usa y mejorarlo para que funcione cada vez mejor, así que no hay que desesperarse, las quejas están siendo escuchadas.

Cómo conseguir Ubuntu 12.10 Quantal Quetzal

Por primera vez, Canonical ha fusionado todas las diferentes imágenes de instalación de escritorio en un archivo .ISO unificado de 800MB, diseñado para ser utilizado en una memoria USB o en un DVD. En lugar de tener que elegir entre varias imágenes para la arquitectura i386 o x86_64 con las imágenes alternas para diferentes opciones, ambas arquitecturas y todas las opciones de instalación comunes se incluyen en un solo archivo. En castellano, ahora será más fácil saber cuál es la imagen ISO que necesitas, ya que sólo hay dos opciones, para 32 y 64 bits.

La instalación fácil de las versiones anteriores sigue siendo fácil, sin embargo Ubuntu 12.10 ahora tiene la opción de activar la encriptación de disco completo desde el instalador. En las versiones anteriores esto no se podía hacer durante la instalación, y se requería que el usuario lo configurará más tarde, de modo que la opción para cifrar todo el disco duro durante la instalación es bienvenida.

Descargar Ubuntu 12.10 Quantal Quetzal

El escritorio

Una vez que esté en marcha y funcionando con la versión de escritorio, verás Unity. Ha recibido una serie de adiciones, todas en torno a la idea de derribar los muros entre las aplicaciones locales y las aplicaciones web, y tratarlas como ciudadanos de escritorio de primera clase en lugar de simples páginas en un navegador. Las aplicaciones populares basadas en web como Gmail se pueden acoplar a la barra de lanzamiento, y al inicio tendrán sus propias ventanas dedicadas, completadas con la funcionalidad de Lista Rápida (QuickList), al igual que un programa “real”.

En la misma línea, las búsquedas ahora hacen una distinción entre el contenido local y el contenido alojado en Internet. Una búsqueda por nombre de archivo o por el contenido del archivo no solo mostrará los archivos en el directorio home del usuario, sino que además incluirá los resultados encontrados en las ubicaciones de almacenamiento en la nube (online) como por ejemplo los archivos de Google Docs, Google Drive, Dropbox, etc. Las búsquedas de música local también mostrarán resultados de la tienda Ubuntu One. Por ejemplo, si quieres buscar una canción de Katy Perry, y no recuerdas si ya la has descargado, una búsqueda te dirá si ya la tienes, y si no la tienes te dirá cómo conseguirla.

Este nivel de integración entre lo local y lo online ha dado lugar a cierta consternación entre la comunidad de software libre, quienes alegan que el comercialismo está invadiendo Ubuntu, pero el fundador y CEO de Canonical, Mark Shuttleworth, lo niega. Señala que los usuarios deben ser capaces de buscar lo que quieran, no importa donde esté, y si no está en su computadora, entonces el equipo debe decirles cómo conseguirlo. Visto desde esa perspectiva, la presencia de “publicidad” en los resultados de búsqueda tiene sentido.

Personalmente estoy de acuerdo con Shuttleworth, para la comunidad que promueve el software libre es muy fácil protestar, ya que todos los gastos relacionados con el desarrollo de Ubuntu corren por cuenta de la billetera de Shuttleworth. Ubuntu es la distribución más popular de Linux gracias al respaldo económico de Canonical, pero si Ubuntu quiere llegar a ser algo más que el sistema operativo de dos o tres fanáticos del código libre, tendrán que abrir las puertas a los recursos que aporta eso a lo que ellos llaman comercialismo.

La mayor parte de estas mejoras estuvieron presentes en versiones anteriores como vista previa o como funciones preliminares, pero ahora han sido pulidas y están disponibles desde el principio. El refinamiento es el nombre del juego en todos los ámbitos de Unity, nos guste o no, Canonical considera que es una parte integral de la experiencia de escritorio de Ubuntu, y las versiones futuras se basarán en sus capacidades.

Cambios fundamentales

Bajo el capó, Quantal Quetzal recoge algunas mejoras. Hay un nuevo kernel de Linux, la versión 3.5, que trae consigo una serie de mejoras de E/S y de seguridad. La versión 12.10 incluye Python 3.2.3 como estándar, y dejando atrás Python 2.x (aunque todavía está disponible si lo necesitas). La suite de productividad incluida, LibreOffire, se ha actualizado a la versión 3.6. Además, Quantal Quetzal viene con la versión 4.7.2 de gcc incluida.

El servidor

Sin embargo, la diversión real está en el lado del servidor. Canonical ha centrado su microscopio sobre cómo y por qué la gente está creando sitios web y aplicaciones, y están comenzando un esfuerzo serio para darle forma a Ubuntu para que se adapte a esas necesidades. La versión 12.10 se centra en mejorar sus dos ofertas de servidores más importantes: OpenStack y Juju.

OpenStack es una plataforma cloud de amplia infraestructura con un ciclo de desarrollo estrechamente vinculado al de Ubuntu. La última versión, cuyo nombre en código es “Folsom,” llegó el mes pasado. Su inclusión en Ubuntu 12.10 permite que los administradores de sistemas puedan construir “nubes privadas” fuera de los servidores de Ubuntu sin necesidad de involucrar a proveedores externos o equipos. El término “Nube” es una palabra de moda horriblemente mal usada, y puede significar cosas muy diferentes según el contexto en el que se utilice, en este caso, la “nube” se refiere a las ofertas de “infraestructura-como-un-servicio” (IAAS).

Por ejemplo, OpenStack puede, unir un grupo de servidores de Ubuntu y hacer que funcionen como un solo trozo de múltiples petabytes con varios bloques de almacenamiento, usando la tecnología de almacenamiento distribuido de Ceph incluida en OpenStack. También puede tomar otro montón de servidores de Ubuntu y dividirlos entre diferentes máquinas de computación en nube, uniéndolos o manteniéndoles separados con su tecnología de virtualización de red Quantum.

Como complemento de esto está Juju, que se puede resumir como un “apt-get para los servicios”. A pesar de que los sistemas de gestión de paquetes se han encargado de toda la incomodidad relacionada con la instalación de las aplicaciones en las distros de Linux, la configuración y la creación de servicios complejos con muchos componentes de aplicación todavía puede ser un poco complicado. Por ejemplo, si quieres dejar funcionando la versión auto-hospedada de la plataforma de blogging WordPress primero necesitarías establecer un servidor web como Apache o Nginx, y luego, establecer una base de datos como MySQL, configurar un host virtual y una base de datos WordPress para utilizar, y de hecho configurar WordPress.

Sin embargo, Juju simplifica las implementaciones de servicios como este a través de sus “encantos”, equivalentes al apt-get de los paquetes, que contienen todos los pasos necesarios para dejar WordPress funcionando y partiendo desde cero. La instalación y configuración de los diferentes componentes de aplicación es manejada por ti.

Juju está dirigido específicamente a los servicios que se ejecutan en las nubes públicas o privadas. Puedes construir una infraestructura de nube privada con Ubuntu y OpenStack, y luego utilizar Juju para llenarla de aplicaciones con soporte para la nube, todas pre-configuradas y listas para empezar a trabajar. El escalado también es fácil, ya que CloudStack puede escalar más servidores en una nube y vincularlos, así Juju puede tirar de ellos en diferentes grupos de servicios.

Esta no es la primera versión de Ubuntu en ofrecer estas tecnologías, pero es la primera vez que han estado tan estrechamente vinculadas entre sí y con la estrategia central de Canonical. Dado que Quantal Quetzal abre otro ciclo de diseño de dos años que culminará con Ubuntu 14.04 LTS, el énfasis en los servicios y la gestión de la nube sin dudas está dando la forma a lo que está por venir.

La revisión

Ya hemos descargado e instalado Ubuntu en 12.10 y en las próximas semanas publicaremos una revisión completa con todos los detalles y aspectos interesantes de esta versión. De manera que estén atentos a nuestra revisión completa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here