Ah, la dichosa Digital Millennium Copyright Act. Ha habido un montón de sentencias y leyes confusas alrededor de la DMCA desde que se introdujo en 1998, y esta vez las cosas no pintan mejor. La Biblioteca del Congreso dictó sus últimas excepciones a la DMCA esta semana, y es seguro decir que no tenemos idea de lo que estaban pensando cuando se escribieron estas leyes.

En primer lugar, rootear (rooting) tu teléfono sigue siendo legal (siempre y cuando no hagas para hacer algo ilegal), sin embargo, no está permitido rootear las tabletas según esta nueva serie de exenciones. Según el señor James Hadley Billington, actual Bibliotecario del Congreso el rooteo de las tabletas no está permitido porque la definición de tableta es demasiado amplia, aunque si se permitiría si previamente obtienes un permiso/autorización por escrito del fabricante.

Al menos nosotros creemos que tenemos una idea bastante buena de lo que es una tableta, pero parece que el Bibliotecario del Congreso no lo tiene muy claro. Esta es una más de las consecuencias de poner el poder de controlar el uso de dispositivos de índole tecnológicos en manos de alguien que quizás no tiene la necesaria formación técnica.

En cuanto a los teléfonos, las leyes para rootear los teléfonos permanecen casi igual, pero las reglas para desbloquear un teléfono han cambiado de una manera muy grande. Estas exenciones entraron en vigor el pasado Domingo 28 de Octubre, y a partir de ahora los usuarios sólo podrán desbloquear los teléfonos adquiridos antes o 90 días después a la fecha de entrada en vigencia de la ley. Esto coloca la fecha de corte justo a finales de enero de 2013, a partir de cuándo no podrás desbloquear ningún teléfono sin el permiso de la compañía de teléfono. De lo contrario estarías violando la ley (de los Estados Unidos).

Además, bajo estas nuevas exenciones, los usuarios podrá ripear CDs y DVDs si estás planeando usar partes del contenido para hacer comentarios o críticas en documentales, en vídeos no comerciales, “en libros electrónicos multimedia que ofrezcan un análisis fílmico oferta”, o con fines educativos donde se requiere examen minucioso de película.

Sin embargo, está prohibido que los usuarios ripeen un DVD de su propiedad para ver el contenido (película o video) en su tableta, la gran mayoría de los cuales carecen de una unidad de DVD. El fallo que prohíbe el rooteo de las tabletas es confuso, pero esta prohibición de ripear los DVDs se merece un premio a la ridiculez.

Como se mencionó anteriormente, estas exenciones entraron en vigor hace sólo dos días, el 28 de Octubre y permanecerá en vigencia hasta que el Bibliotecario del Congreso las vuelva a revisar en Octubre del 2015.

Tenemos que decir la verdad hemos quedado desconcertados por algunas de estas nuevas excepciones, pero esa es la DMCA. A partir de ahora los clientes que pagan por sus DVDs, tabletas, teléfonos, etcétera a partir de ahora tendrán que lidiar con todo esto sólo lo que las empresas puedan decirle a sus inversionistas que están haciendo algo para detener la piratería.

Es un sistema extraño, absurdo e injusto, pero no se puede esperar menos de empresas que consideran los usuarios como licencias ambulantes en lugar de clientes.

No hay comentarios

Dejar respuesta