Microsoft ha anunciado que el presidente de la división de Windows de Microsoft, Steven Sinofsky ha dejado la compañía, con efecto inmediato.

No se dio razón alguna por la repentina dimisión, que la empresa ha presentado como una decisión mutua. Aunque está claro que esta renuncia no llega en el mejor momento, sobre todo porque el lanzamiento oficial de Windows 8 ocurrió apenas un par de semanas atrás.

“Estoy muy agradecido por los muchos años de trabajo con los que Steven ha contribuido a la compañía”, dijo Steve Ballmer en un comunicado. “Para continuar con este éxito es imprescindible que continuemos impulsando la alineación en todos los equipos de Microsoft, y tener ciclos de desarrollo más integrados y rápidos para nuestras ofertas.”

Sinofsky, que en apariencia y estilo guarda mucho parecido con el fundador de Amazon, Jeff Bezos, hasta hoy fue uno de los miembros de mayor confianza del círculo íntimo de Ballmer. Cuando Microsoft lanzó su tableta Surface en una conferencia de prensa en junio, fue Sinofsky quien dirigió el evento.

Según las fuentes de AllThingsD dentro de Microsoft, la salida de Sanofsky de Microsoft es comparable con la salida de Scott Forstall de Apple. Al parecer, ambos eran ejecutivos de carácter fuerte que no se llevaban bien con sus equipos.

En el caso de Sinofsky, la declaración de Ballmer sugiere que Sanofsky estaba frenando la velocidad de desarrollo de Windows. De hecho, va a ser sucedido no por uno sino por dos ejecutivos: Julie Larson-Green en la parte de ingeniería de Windows, y Tami Reller, ex gerente de finanzas de la división, en la parte comercial.

Al igual que en el caso de Apple, esperemos que la salida de Steven Sanofsky no afecte el desarrollo y la evolución de Microsoft. Y recalco esto porque muy pocos podrán negar los aportes de Sanofsky a Microsoft, sobre todo en todo lo que tiene que ver con Windows.

No hay comentarios

Dejar respuesta