La fragmentación del ecosistema Android es una pesadilla para los desarrolladores, pero a pesar de todas las variaciones entre los dispositivos y de las distintas versiones del sistema operativo, los fabricantes de teléfonos siguen luchando producir teléfonos inteligentes que se vean distintos del resto de la manada.

Y ahora un fabricante de hardware ruso espera que su nueva creación sea lo suficientemente original y atractivo como para hacer algunos avances en el mercado.

Yota Devices, una división de la misma empresa propietaria del operador ruso Yota Mobile, ha lanzado YotaPhone, un nuevo teléfono Android que combina una pantalla táctil a todo color en un lado, con una pantalla de tinta electrónica (E-Ink) en blanco y negro del otro lado.

“Hemos creado esto para que sea diferente”, dijo el director ejecutivo de la compañía, Vladislav Martynov, mientras mostraba un prototipo del dispositivo en su elegante oficina en Moscú. “Hoy en día, la mayoría de los teléfonos son aburridos, no son más que cajas. Este es un teléfono para las personas que quieren salir de la caja”.

Un equipo de 35 ingenieros con un presupuesto de 25 millones de dólares trabajó desde el pasado mes de mayo para llevar el concepto a la realidad.

Yota planea mostrar el nuevo teléfono en el Mobile World Congress de Barcelona en febrero. Y saldrá a la venta en Rusia en el tercer trimestre del próximo año.

Además de su pantalla de tinta electrónica única, el YotaPhone incluye un procesador Snapdragon S4 de doble núcleo, 2GB de RAM, una pantalla de 4.3 pulgadas a 720p, una cámara de 12 megapíxeles, Android 4.2 Jelly Bean, una batería de 2100mAh, LTE y NFC.

El teléfono, que aún no tiene nombre, viene con Android, y se espera que el costo del mismo sea de alrededor de 500 dólares.

El diseño permitirá a los usuarios ver continuamente todo tipo de datos en streaming en tiempo real, desde Twitter hasta las fluctuaciones de las acciones en bolsa, todo ello sin tener que estar despertando constantemente los teléfonos desde el modo de reposo (standby).

La innovación radica en el uso de la pantalla de papel electrónico, una tecnología más ampliamente utilizada en lectores de libros electrónicos, y que permite que una imagen se muestre en todo momento, pero que sólo consume energía cuando la imagen cambia.

La pantalla en blanco y negro ofrece a los usuarios la capacidad de mostrar las fotos de su familia o de su celebridad favorita, capturas de pantalla de mapas y pases de embarque de avión o incluso actualizaciones del clima sin tener que tocar el teléfono. Las imágenes permanecen en su lugar incluso si el teléfono se queda sin batería.

La pantalla también se puede personalizar para mostrar símbolos ocultos cuando recibas un mensaje de alguien que el usuario prefiera mantener en secreto en ciertas situaciones.

Otros elementos singulares incluyen una pantalla curvada en una sola cara, que utiliza un nuevo tipo de pantalla de vidrio curvado desarrollado por Corning Inc. y que está diseñada para animar a los usuarios a coloca la pantalla de tinta electrónica cara arriba a la hora de poner el teléfono sobre una superficie plana.

Este será el primer teléfono desarrollado por Yota, que ha visto su éxito en el desarrollo de redes 4G en Rusia y en la venta de módems y routers inalámbricos. Y aunque Rusia nunca ha sido muy conocida por sus innovaciones en el ámbito de la tecnología de consumo, parece que el gigante euro-asiático quiere darle un cambio radical a dicha tradición.

No hay comentarios

Dejar respuesta