En un mundo dominado por iOS y Android, Canonical, la empresa que desarrolla Ubuntu, cree que hay espacio para una versión móvil de su sencilla distribución de Linux. Sin embargo, en lugar de proporcionar sólo un nuevo sistema operativo móvil, Canonical se jacta de que este sistema operativo en realidad se puede conectar a un PC y convertirse en un sistema operativo de escritorio con todas las funciones.

Ha habido rumores durante algún tiempo sobre la posibilidad de que Canonical lanzará una versión móvil de Ubuntu, pero hoy la compañía anunció sus planes en detalle. En lugar de un nuevo sistema operativo que se ve y actúa como Ubuntu, pero hecho para dispositivos móviles, Ubuntu Phone OS en realidad es el Ubuntu que todos conocemos, pero con una interfaz móvil en la parte superior.

Y así es como Canonical pretende que el sistema operativo se convierta en un sistema operativo de escritorio completo cuando se conecta a un ordenador, porque en realidad ya será un sistema operativo de escritorio completo.

Esta no es la primera aparición de Ubuntu en smartphones, ya Canonical lanzó Ubuntu para Android hace algún tiempo, y planea continuar con su mantenimiento.

Aparte de intentar penetrar en un mercado altamente competitivo, el mayor obstáculo de Canonical probablemente será encontrar socios para crear hardware para su sistema operativo. Los demos fueron mostrados en renders de un teléfono Samsung Galaxy Nexus. A diferencia de las PCs en las que puedes instalar cualquier distribución de Linux que tu corazón desee, los teléfonos funcionan de manera muy diferente, construir un teléfono para un determinado sistema operativo requiere de mucho trabajo y conocimientos técnicos.

A pesar de la falta actual de socios de hardware, Canonical ha creado dos versiones de Ubuntu Mobile, una para los teléfonos de gama baja, y otra para móviles de gama más alta. Los requisitos del sistema para los teléfonos de gama baja son bastante estándar: un procesador Cortex A9 de 1GHz, entre 512 MB y 1 GB de memoria RAM, y de 4 a 8 GB de almacenamiento eMMC + SD flash, y una pantalla multitouch.

Por su parte los teléfonos de gama alta, que serán los que se podrán conectar a una PC y convertirse en un sistema operativo de escritorio, necesitarán un procesador A9 de cuatro núcleos o un procesador Intel Atom, un mínimo de 1 GB de RAM, un mínimo de 32 GB de almacenamiento flash, y una pantalla multitouch.

En cuanto a las funciones de navegación previstas del sistema operativo, Canonical promociona una barra al estilo Unity a la que se puede acceder fácilmente con un gesto rápido que permite el acceso a todas las aplicaciones del teléfono, al igual que al hacer doble clic en el botón Inicio de un iPhone.

El sistema operativo también lucirá un gesto que te permitirá ir a la aplicación utilizada más recientemente, así como un gesto que lleva a la aplicación de la última vez. Canonical se jacta de que todo en el sistema operativo no sólo se verá fresco y con estilo, sino que además será práctico (cómodo) y fácil de usar.

Y en un intento por ganarse el favor de los operadores de telefonía móvil, Canonical señaló que su sistema operativo móvil permite a los operadores y fabricantes de equipos instalar aplicaciones personalizadas, generalmente conocidas como bloatware, porque son aplicaciones que vienen instaladas y que la gente casi nunca usa.

El sistema operativo móvil también contará con el Centro de Software de Ubuntu (Ubuntu Software Center), así como el servicio en la nube de Ubuntu, Ubuntu One. Junto con estas funcionalidades, Canonical señaló que el sistema operativo también se centrará en las aplicaciones web, siendo capaz de convertir cualquier “propiedad Web” en una aplicación para una fácil instalación en el teléfono, que se ejecutará independientemente del navegador del teléfono.

En cuanto a la fragmentación, Mark Shuttleworth dice que en algunos aspectos es más controlado que Android ya que Canonical se encargará directamente la gestión y la actualización del sistema operativo, no los vendedores. Dice que en general, Ubuntu es más abierto que Android, pero será más cerrado en términos de mantener la experiencia consistente. “El branding no tiene por qué conducir a la fragmentación”, dice. Admite que alguien pudo lanzar un fork como el que hizo Amazon con Android, pero no cree que la mayoría de los vendedores quieran llevar a cabo tal proyecto.

No sé lo que piensa el resto del mundo libre, pero en lo personal espero que Canonical logre convencer a algunos fabricantes de hardware, ya que un teléfono que se puede conectar a un monitor y usarlo como un sistema operativo de escritorio completo a mí me parece una muy buena idea. Y la verdad es que ahora mismo no hay ningún sistema operativo móvil que pueda competir en robustez y funcionalidad con Ubuntu.

Si puedes soportar un video de 22 minutos, al fundador de Ubuntu, Mark Shuttleworth, le encantaría decirte todo acerca de la estrategia de Ubuntu para el próximo año, que incluye algunos segmentos ordenados en el sistema operativo móvil. También, asegúrate de mantener los ojos bien abiertos durante el CES (del 8 al 11 de Enero), ya que Canonical estará mostrando más del sistema operativo.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta