Junto con la introducción de la nueva arquitectura Tegra 4 SoC 4, Nvidia dio a conocer Project SHIELD, que es el nombre en clave, de una consola de juegos portátil, autónoma, basada en Android y capaz de conectarse a un PC local para ejecutar juegos.

El SHIELD, que parece tener del tamaño de un control de Xbox 360, es una consola portátil basada en Tegra 4 y totalmente plegable, que sus creadores llaman una “experiencia pura de Android.” Esto significa que puede ser utilizado para aplicaciones de productividad y entretenimiento, como un teléfono o tableta habitual, pero también se puede utilizar para jugar juegos con un controlador que es visible cuando la pantalla se voltea hacia arriba.

Ese controlador cuenta con dos joysticks analógicos, cuatro botones frontales y cuatro botones superiores, así como los botones estándar de Android y un botón de Nvidia para el acceso a la “Tegra Zone” dónde los usuarios podrán adquirir los juegos Android para el dispositivo. El sistema funciona con tres baterías de litio recargables, carga por USB, que según los creadores proporcionará 5 a 10 horas de juego, o más tiempo para la reproducción de vídeo. El almacenamiento interno se puede expandir a través de una ranura para tarjetas microSD.

La otra parte del diseño plegable es una “pantalla retina” de 720p, con un sistema de audio de bajo reflejado que la empresa compara favorablemente con “un portátil HP con Beats Audio”. Pero la demostración se centró más en mostrar la capacidad del sistema para conectarse a través de HDMI a un televisor 4K, en la que los juegos se ven aun mejor.

En la demostración se mostró una selección de siete juegos de Android que hacen uso del controlador del SHIELD, pero aún no está claro cuántos juegos de Android soportarán de forma nativa dichos los controles, o si el sistema se ajusta a los estándares establecidos empleados en otros juegos Android sin pantalla táctil.

Sin embargo, la característica más sorprendente del SHIELD, y que dicho sea de paso tiene el potencial de ser un killer app para los jugadores de PC pesados, es la capacidad de reproducir vía streaming un juego desde una PC con Windows cercana a través de una conexión de red local, y verlos o en la pantalla del SHIELD o en la pantalla de un televisor conectado.

El sistema incluso podría permitir el uso de Steam a través de la conexión remota, dando acceso a toda la biblioteca portátil de juegos para PC de Steam.

No está del todo claro cuáles han sido las motivaciones que han llevado a NVIDIA a entrar al mercado de las consolas de juego portátiles, pero me atrevería a decir que la caída en picada de las PCs tiene que ver.

Para nadie es un secreto que poco a poco las tabletas están matando las computadoras personales, y el negocio principal de NVIDIA gira en torno a las tarjetas gráficas para PCs y chips de procesamiento gráficos. De manera que si las PCs mueren, la mitad del negocio de NVIDIA se muere con las PCs, y esta consola no es más que el intento de NVIDIA de diversificar su oferta. Resta ver cómo les va en el intento.

De momento no se conoce el precio, ni la fecha específica de disponibilidad, pero cualquier cifra entre los 170 y los 250 dólares sería más que aceptable.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta