La Universidad Nacional de Tecnología de Defensa de China desarrolló un sistema operativo estratégico, si es que existe el término, en el año 2007. Lo llamaron Kylin, en alusión al animal mítico llamado qilin (ver la foto arriba). Fue aprobado para su uso posterior por el Ejército de Liberación del Pueblo.

Pues bien, recientemente fue anunciado un nuevo acuerdo entre Canonical y el Centro de Promoción del Software y los Circuitos Integrados de China mediante el cual Ubuntu pasará a convertirse en la nueva base de Kylin.

La BBC informa de que la primera versión de la nueva colaboración se pondrá en marcha para ordenadores estándar, y soportará las convenciones y caracteres chinos. El código está siendo desarrollado en Beijing por los ingenieros de Canonical y de varias agencias chinas. Tendrá herramientas para mapas de Baidu, el popular servicio de compras de China Taobao, y versiones personalizadas de los programas de oficina y multimedia. Las versiones posteriores serán para los servidores administrados por tiendas y empresas de hosting.

Hace unos pocos años atrás se informó gran parte de código original de Kylin era idéntico a FreeBSD 5.3. Sin embargo, los detalles de la nueva iniciativa, y lo que podría significar para el código abierto, las cuestiones de seguridad y, por ende, el espionaje cibernético y la defensa nacional, son en gran parte desconocidos. El sitio web de Canonical dice que, “El anuncio es parte del plan del gobierno chino a cinco años para promover el software de código abierto y acelerar el crecimiento del ecosistema de código abierto en China”.

Por otro lado, ahora recuerdo que meses atrás Canonical anunció que su objetivo era tener 200 millones de personas usando Ubuntu. En aquel momento muchos tildaron la afirmación de demasiado optimista, y muchos dijeron que más que optimista era irrealista y que para lograr dicha meta Canonical necesitaría un milagro. Pues bien, ya pueden ir creyendo en los milagros. Ya que El estreno de Ubuntu Kylin está previsto para abril y se prevé una migración masiva de todos los equipos informáticos del gobierno y la administración china hacia Ubuntu, con un despliegue similar posterior en los equipos personales (oficina/residencia).

De acuerdo con las estadísticas de NetMarketShare, en la actualidad Windows tiene un 91.62 por ciento del mercado de equipos de escritorio en China, en comparación con el 1.21 por ciento que tiene Linux. El otro 7.17 por ciento es OS X. Las cifras son muy similares en el resto del mundo, pero lo curioso es que gracias a este acuerdo entre Canonical y el gobierno chino, a finales de este año Ubuntu (Linux) podría pasar de la nada, a ser el segundo sistema operativo en cuanto a base de usuarios a nivel mundial, y una seria amenaza para Windows.

Fuente

No hay comentarios

Dejar respuesta