Si nunca has estado en una boda que haya terminado en una pelea, entonces no has vivido.

Pues bien, alguien en Microsoft claramente tiene experiencia reciente en algo parecido, y recientemente la empresa ha lanzado un nuevo anuncio que describe la constante disputa entre fanáticos de Apple y los fanáticos de Samsung.

El comercial se desarrolla en una boda, en la que todo parece estar bien, hasta que alguien con un teléfono Galaxy gigante se interpone en el camino de alguien que tiene un iPhone y que intenta hacerle una foto de la feliz pareja. El resultado es una pelea con cuerpos por los aires en la que sólo quedan en pie dos usuarios de teléfonos con Windows Phone.

En cierto modo el comercial dice una gran verdad, los usuarios del iPhone y los de teléfonos Samsung se odian, no es una rivalidad sana, aunque nadie quiera reconocerlo. El problema es que Windows Phone no es precisamente el más beneficiado de esta rivalidad inútil, en su lugar BlackBerry con su Z10 y HTC con el HTC One le están robando poco a poco usuarios a ambas compañías.

Al margen de todo eso, este es uno de los comerciales más divertidos que he visto últimamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta