Xiaomi

En occidente aparentemente estamos obsesionados con dos marcas, las marcas que más teléfonos venden, Samsung y Apple. Pero no se confundan, el hecho de que Ford y Hyundai vendan más coches que Ferrari y Porsche no los hace mejores ellos, y lo mismo ocurre con los smartphones.

La realidad es que en el mundo de los teléfonos móviles intervienen muchos factores, factores que hacen que una marca sea más popular que otra, o que se venda más o menos. La publicidad es uno de esos factores, quizás el más importante, y por ello las empresas que invierten más dinero en publicidad para sus productos son las que más venden…¿Adivina cuáles? Samsung y Apple, en ese mismo orden.

Ahora bien, hay otros fabricantes que lo están haciendo muy bien como HTC, Nokia, LG, Sony y BlackBerry, pero aparte de los fabricantes tradicionalmente conocidos en occidente, los fabricantes chinos como Lenovo, Hwawei, ZTE, Oppo, Meizu y Xiaomi lo están haciendo muy bien, ganando tracción diariamente.

En esta ocasión nos interesa hablar de Xiaomi, un fabricante cuyos smartphones se venden actualmente sólo en China, Hong Kong y Taiwán, pero tras la reciente contratación de Hugo Barra como vicepresidente Global de Xiaomi es una clara señal de que a sus tres años de edad, la compañía planea entrar en los mercados internacionales pronto.

Su trayectoria de crecimiento rápido y de mercadeo inteligente indica que no pasará mucho tiempo antes de que Xiaomi, que significa “pequeño arroz” en chino mandarín, empiece hacer un gran impacto en el mercado de teléfonos inteligentes occidental, más específicamente en Estados Unidos y Europa.

Crecimiento rápido

Xiaomi Tech fue fundada hace sólo tres años, pero ya tiene una valoración de 10 mil millones de dólares después de completar su última ronda de recaudación de fondos a principios de este mes. Para poner esto en contexto, Xiaomi ya está a la par con el valor de mercado de Lenovo de 10 mil millones dólares y casi el doble de valor que BlackBerry, que actualmente tiene un valor de mercado de 5,500 millones dólares.

De hecho, la empresa comenzó a vender teléfonos inteligentes en octubre de 2011, pero recientemente elevó su objetivo de ventas para 2013 a 20.000.000 teléfonos inteligentes, frente a la meta anterior que fue de 15 millones.

Un equipo selecto

Xiaomi está integrada por ex empleados de Microsoft, Motorola y (por supuesto) Google. Barra se ha unido a ex colega Lin Bin, que anteriormente fue Vicepresidente del Instituto de Investigación de Ingeniería de Google China y director de ingeniería de Google antes de co-fundar Xiaomi como su Presidente.

El equipo fundador de Xiaomi fue formado cuidadosamente por el co-fundador y CEO Lei Jun, con el objetivo de crear una compañía de teléfonos inteligentes que pudiese superar a Apple.

Muchos medios occidentales presentan Lei Jun como el fundador de una nueva empresa que aspira a ser el “Steve Jobs Chino”. A Lei Jun no le ha disgustado la comparación, pero eso no oculta el hecho de que él es ya uno de los emprendedores tecnológicos más influyente y exitoso de China.

El currículum de Lei Jun incluye Joyo.com, que fue comprada por Amazon en 2004 por 75 millones de dólares y que ahora es Amazon China, además preside el consejo de UCWeb, el mayor explorador Web móvil en China. También fundó YY, que tuvo su salida a bolsa en noviembre.

Lei Jun ha dicho que quiere que Xiaomi impulse la idea de que se puede hacer hardware de gama alta en China, a pesar de la reputación del país por la fabricación de productos de bajo costo y de baja calidad. En mayo, Lei Jun dijo en la conferencia GMIC en Beijing que modeló Xiaomi a partir de dos fuentes improbables de inspiración: una empresa de medicina tradicional china de 340 años de edad, llamado Tongrentang y la cadena de ollas calientes Hai Di Lao. Lei Jun dice que estas dos empresas nunca le enseñaron a fabricar productos de menor calidad por el bien de los costos, así como la importancia del servicio al cliente.

Desafiando a Samsung en China

Un informe reciente mostró que el buque insignia de Xiaomi, el Mi 2S fue el teléfono más popular vendido en China en el primer semestre del 2013, seguido por el Samsung Galaxy S4. Los Mi 2S fueron lanzados en abril, más o menos al mismo tiempo que el S4.

Xiaomi todavía está por debajo de Samsung en cuanto a cuota de mercado global. De acuerdo con Analysys International, en el segundo trimestre Xiaomi tenía una participación de 2.5% del mercado de teléfonos inteligentes de China, en comparación con el 18.6% de Samsung y el 4.6% de Apple.

Sin embargo, si las ventas de teléfonos inteligentes continúan creciendo al ritmo actual, Xiaomi tiene una buena oportunidad de hacer una mella significativa en la cuota de mercado de Samsung. Xiaomi anunció en julio que había vendido 7.030.000 teléfonos en el primer semestre de 2013. Durante ese período, obtuvo alrededor de 2,160,000,000 de dólares en ingresos. Eso significa que Xiaomi vende casi el mismo número de teléfono en el primer semestre de 2013 que en todo el año 2012, y logró más del doble de ingresos en el primer semestre de 2013 de lo que consiguió en el período correspondiente del año pasado.

Marketing inteligente

Las ventas de Xiaomi pueden atribuirse en parte a su deseo de probar las estrategias de marketing fuera de lo común. En diciembre de 2012, Xiaomi anunció que vendería teléfonos directamente en Sina Weibo, la principal plataforma de microblogging de China con 400 millones de miembros. La táctica de marketing inusual tuvo éxito: en los dos días del anuncio, Xiaomi dijo que había vendido 50,000 smartphones en cinco minutos, con 1.3 millones de reservas adicionales.

La compañía ha ganado una base de fans leales al incorporar los comentarios de los usuarios en el diseño de sus últimos juegos y skins para Android, que a su vez ayudan a la empresa a mantener bajos sus costos de desarrollo. Cada semana, Xiaomi lanza una nueva versión de MIUI, su piel personalizada de Android, que es analizada luego por unos pocos cientos de miles de usuarios hardcore.

Los smartphones de Xiaomi típicamente están disponibles en lotes de 200,000 a 300,000 en su sitio Web y, a veces se agotan en menos de una hora. Xiaomi ha desestimado las quejas de que sus limitados suministros están destinados a inflar la demanda. En cambio, la empresa insiste en medir la reacción del consumidor antes de lanzar más teléfonos para ayuda a mantener los precios bajos. Xiaomi está aumentando la producción, sin embargo, hay señales de que podría convertirse en uno de los cinco principales clientes de Foxconn este año.

Las preguntas sobre monetización permanecen

El plan de Xiaomi es vender teléfonos inteligentes de gama alta por un precio ligeramente más allá del costo de los materiales y, finalmente, obtener beneficios económicos a través de software y servicios. Sus teléfonos actualmente van desde 799RMB hasta 1699RMB (aprox. entre 130 y 278 dólares).

La compañía no ha revelado sus ganancias, pero el inversor Hans Tung, socio de Qiming Venture Partners, ha dicho que Xiaomi obtiene cerca de un 10% de beneficio en sus teléfonos móviles.

Sin embargo, Xiaomi todavía tiene que demostrar que su estrategia de negocios dará frutos. Las cifras de ventas de Xiaomi están dependiendo de la buena imagen que tiene la empresa ante el consumidor, y como Kim-Mai Cutler señaló en mayo, Xiaomi todavía tiene que demostrar que puede obtener beneficios económicos de los servicios de software, un área en la que se enfrenta a la competencia de los gigantes de la tecnología china como Alibaba y Tencent.

Queda por ver qué planes tiene Xiaomi para su estrategia de negocios ahora que Hugo Barra, ex-vicepresidente de gestión de producto de Google para Android, está a bordo para dirigir su expansión internacional, pero puede ser que la respuesta llegue pronto: durante la próxima gran conferencia de prensa de Xiaomi, en la que se espera el lanzamiento de su más reciente línea de productos, el día 5 de septiembre.

No hay comentarios

Dejar respuesta