Logo Nginx

En 2008, Automattic intentó reemplazar el software del servidor web en que se basa su popular plataforma de blogs WordPress, y las cosas no salieron bien.

La compañía tenía la intención de mover WordPress a un software más en línea con su filosofía de código abierto. El servidor web más conocido del mundo, Apache, era la elección obvia, pero cuando los ingenieros comenzaron a juguetear con la forma de hacer la nueva instalación, Apache empezó a fallar, sufriendo cuelgues, especialmente cuando WordPress estaba lleno de gente.

“Nos dimos cuenta de que no era súper estable bajo condiciones de alto tráfico”, dijo Barry Abrahamson, uno de los ingenieros de sistemas expertos en WordPress que ayudaron a gestionar la transición.

Ante tal panorama, Automattic abandonó sus planes de migración a Apache y apostaron todo por un proyecto de código abierto entonces desconocido llamado Nginx. Cinco años más tarde, WordPress aún se ejecuta en Nginx (pronunciado “Engine X”) y tantos otros han seguido su ejemplo.

En momentos en que los servidores web más conocidos del mundo están perdiendo cuota de mercado, Nginx está creciendo, impulsado por una filosofía de bajo coste y por su facilidad para el manejo de una miríada de conexiones web al mismo tiempo. Apache sigue siendo el rey de todos los servidores web, pero el uso de Nginx casi se ha duplicado en los últimos dos años, según el equipo de investigación de Internet Netcraft.

Actualmente Nginx se ejecuta en alrededor del 15% de todos los sitios web, desde startups como CloudFlare y Parse (comprada por Facebook a principios de este año) hasta gigantes web como Automattic y Netflix. “La usamos para todo”, dice Abrahamson de Automattic. “Corremos la mayor parte de nuestro conjunto de software encima de Nginx.”

En momentos en que los servidores web más conocidas del mundo están perdiendo cuota de mercado, Nginx está creciendo, impulsada por una filosofía de bajo coste y su facilidad para el manejo de innumerables conexiones web al mismo tiempo.

En muchos sentidos, es una historia de éxito poco probable, pero que pone de manifiesto el poder global de software de código abierto, el software que cualquiera puede utilizar y modificar de forma gratuita.

Igor Sysoev

Nginx fue creado como un proyecto personal de un administrador de sistemas ruso llamado Igor Sysoev. Comenzó a trabajar en el proyecto en 2002, y el primer código público salió en octubre de aquel año. Al igual que muchos líderes de proyectos de código abierto, estaba tratando de satisfacer un deseo. Al mismo tiempo, trabajaba para Rambler, un portal de internet ruso de rápido crecimiento, y necesitaba un servidor que pudiera manejar más tráfico que las alternativas de código abierto.

A medida que desarrollaba Nginx, fue capaz de probar el código en las propiedades web de Rambler. Pero no fue ahí donde lo puso en marcha por primera vez. Fue ejecutado por primera vez por el sitio de descarga de MP3 Zvuki (que fue relanzado en 2003) y después por un servicio de citas online de Estonia, hasta que finalmente se puso a funcionar en el propio sitio de intercambio de fotos de Rambler.

Para 2005, había quizás 100 usuarios, pero para los anglo parlantes resultaba difícil instalarlo, configurarlo y dejarlo funcionando. La mayor parte de la documentación del proyecto estaba en ruso al igual que sus listas de discusión más activas. Pero en 2006, quienes hablaban inglés comenzaron a publicar en las listas de discusión de Nginx, mientras que los hablantes de lengua rusa en los Estados Unidos y en otros países ayudaron a la difusión del proyecto, compartiendo archivos de configuración en los blogs y ayudando a traducir la documentación compleja para que otros pudieran utilizarla.

Cuando los sitios como YouTube y Facebook comenzaron a despegar, Nginx todavía estaba en la oscuridad, pero estaba perfectamente situado para la próxima generación de empresas de Internet, y para el final de la década, empezó a ganar terreno en empresas como Automattic y CloudFlare.

En 2009, CloudFlare estaba construyendo una empresa que vendía protección a los sitios web contra ataques cibernéticos y servicios informáticos que aceleraban su rendimiento, y necesitaban un software de servidor web que funcionara con máquinas modernas que utilizaban procesadores multi-core. Según el CEO de CloudFlare Matthew Prince, Nginx funcionó mejor en sistemas de varios núcleos y varios procesadores, y podía conectarse con muchos más clientes web sin saturar la memoria del equipo.

¿Habrían considerado el uso de un software ruso oscura si no hubieran sido capaces de examinar el código fuente? “Ni en un millón de años”, dice Prince. “Si no hubiera sido abierto, no hubiéramos confiado en él.”

En cambio, CloudFlare le ofreció un trabajo a Sysoev (y lo rechazó) y la apuesta de la compañía en el proyecto. Hoy en día, la compañía presta servicios a más de 1 billón de peticiones web al mes usando Nginx. “Lo bueno de la tecnología es que las grandes tecnologías alcanzan cima”, dice Prince. “Si resuelve el problema… y si es de código abierto, puedes entrar y leer la fuente y, en el peor de los casos, puedes cambiarlo.”

instalacion-local-nginx

Hoy en día, Nginx es particularmente popular entre las nuevas empresas como CloudFlare. Según Netcraft, Nginx cuenta con más del 40% de los 12 millones de sitios web que se ejecutan en el servicio de computación en la nube de Amazon, que es uno de los pilares en el mundo de las startups. Gran parte de este crecimiento se ha producido a expensas de Apache, que, al igual que el servidor web IIS de Microsoft, fue creado en la década de 1990, cuando los servidores web eran impulsados por los chips y sistemas operativos más simples.

Después que Automattic se cambió a la plataforma en 2008, su fundador Matt Mullenweg le envió a Sysoev una donación no solicitada de 3,500 dólares. “Quiero saber si puedo hacer algo para ayudar”, escribió. “Está muy bien hecho.”

Fue entonces cuando Sysoev dijo que sabía que el proyecto había alcanzado el gran momento. “Fue la mayor donación que he visto”, recuerda.

Hace dos años, dejó su trabajo en Rambler, y ahora con la ayuda de inversores como MSD Capital de Michael Dell, Igor Sysoev es el director de tecnología de una nueva sociedad que aspira a vender una versión mejorada de Nginx a los usuarios corporativos. El mes pasado, la compañía presentó su primer producto comercial: Nginx Plus. Después de más de una década de desarrollo y millones de sitios web, Sysoev está finalmente listo para ganar algo de dinero con su creación.

En la actualidad Nginx está detrás de muchos sitios/servicios web reconocidos, tales como Netflix, Hulu, Pinterest, CloudFlare, Airbnb, WordPress.com, GitHub, SoundCloud, Zynga, Eventbrite, Zappos, Media Temple, Heroku, RightScale, Scribd, Badoo, Engine Yard y NetDNA. Y sigue ganando terreno a paso firme.

Si quieres probar Nginx, puedes descargar la última versión estable desde aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here