Increíble pero cierto. Uno de los últimos sistemas más seguros para proteger nuestros datos, se ha visto comprometido por una niña de 6 años que aprovechó la huella dactilar de su madre para hacer compras, por valor de unos 250 dólares.

La Comisión Federal de Comercio ya acusó anteriormente a Google, Amazon y Apple de la facilidad que tenían los menores de edad para hacer compras no autorizadas en los dispositivos de sus padres.

En este caso ha sido la pequeña Ashlynd Howell, de Arkansas, que aprovechó la huella de su madre mientras dormía para gastarse 250 dólares en productos de Pokémon desde la aplicación móvil de Amazon, pidiendo todo lo que quería para Papa Noel.

Preocupados por presunto “hackeo”

Cuando los padres recibieron el correo de confirmación de 13 productos saltó la alarma. Creyendo que habían sido víctimas de un hackeo, al revisar los datos de entrega de los paquetes y verificar que éstos se iban a recibir en su propia casa, hablaron con la pequeña.

Ashlynd les dijo que se calmaran, que ya había hecho sus compras y que estaban de camino a casa, según confirma Wall Street Journal.

papá noel no la traerá este año todo lo que esperaba

Revisando la transacción, los padres se dieron cuenta de que las compras se realizaron mientras la madre dormía, usando la huella dactilar.

Una vez aclarada la situación, se pusieron en contacto con el soporte de Amazon para el reembolso de los pedidos pero sólo pudieron cancelar 4 de los 13 productos, entonces le explicaron a la niña que Papá Noel le iba a traer sólo 9 cosas de las que había pedido.

Así que ya sabéis, si tenéis peques en casa, proteged vuestros dispositivos con patrones, pines numéricos, o algo realmente complejo, porque los niños parece que cada vez son más espabilados y pueden ocasionarnos más de un susto.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta