OnePlus y Meizu

¿Recuerdas los informes recientes que ponían el OnePlus 3T y el OnePlus 3 como dos de los smartphones Android con mejor rendimiento? Pues siento decirte que no es así.

Los teléfonos de OnePlus y Meizu podrían no ser tan poderosos como dicen las pruebas de rendimiento o benchmark.

Recién se ha descubierto que los dos fabricantes han trucado sus dispositivos más vendidos, incluyendo el OnePlus 3 y 3T, así como el Meizu Pro 6, para aumentar artificialmente el rendimiento de la CPU cuando se ejecutan pruebas de referencia.

Es decir, normalmente el móvil trabaja de una manera, pero cuando el móvil detecta que se está ejecutando una prueba de benchmark (AnTuTu, Geekbench, etc.) entonces el dispositivo empieza a hacer overclocking para obtener una puntuación más alta de la real.

El engaño se descubrió al realizar un seguimiento del rendimiento de los dispositivos con distintos tipos de aplicaciones y observar que el rendimiento de la CPU se disparaba cada vez que se ejecutaba una prueba de benchmark. No obstante, la forma de engaño de ambas marcas fue diferente, aunque descarado igualmente.

En el caso de OnePlus todos los núcleos (grandes y pequeños) funcionan a 0.310GHz para todas las tareas. Sin embargo, la potencia de procesamiento de ambos núcleos aumenta, a 1,29GHz para el grande y 0,98GHz para el pequeño cada vez que se detectan aplicaciones de prueba de rendimiento.

benchmark cheating

Pero eso no es todo, OnePlus incluso ha metido una lista de las pruebas de referencia (Geekbench, AnTuTu, Quadrant, Androbench, Vellamo y GFXBench) en su firmware. Lo cual explica porque el OnePlus 3 y el OnePlus 3T dan resultados mucho más bajos cuando las aplicaciones de benchmark se usan de modo encubierto. O sea, si cambias el nombre a la app, los OnePlus creen que se trata de una aplicación normal y te dan una puntuación más realista y muy lejos de los primeros lugares.

OnePlus ha reconocido el engaño y prometen no volver a hacerlo en lo adelante, pero claro, ¿podemos fiarnos de un mentiroso?

Pero eso no es lo peor. Si abres una aplicación de prueba de rendimiento en tu OnePlus y la dejas abierta, corres el riesgo de cargarte el teléfono, ya que este no está diseñado para estar trabajando en modo overclocking de forma continua.

En el caso de Meizu, XDA-Developers descubrió que el fabricante ha modificado los núcleos grandes para activarse cada vez que se detectan aplicaciones de benchmarking. Normalmente los núcleos grandes se activan en cualquier momento en que el dispositivo requiere un procesamiento adicional, como suele suceder en las pruebas de referencia, el problema está en que Meizu ha decidido mantenerlos activo independientemente de la potencia de procesamiento requerida cada vez que se ejecute una de estas aplicaciones.

En este caso, el engaño es discutible ya que en realidad el procesador no excede sus limites de funcionamiento normales, como si ocurre con los OnePlus, pero si se nota un interés marcado por dar mas cuando se ejecutan pruebas de referencia.

Si sumamos a OnePlus y Meizu a la lista de compañías que trucan sus dispositivos para falsear los resultados en las pruebas de benchmark, entonces nos quedamos con apenas un puñado de compañías que no engañan o que todavía no han sido pilladas engañando. Esa lista de empresas hasta ahora “limpias” incluye a: Apple, Google, HTC, Xiaomi, Huawei, Honor y Sony.

Así que ya sabes, si quieres un teléfono que realmente te de un rendimiento realmente bueno, sin trucos, quizás deberías pensar en un modelo de una de esas marcas que todavía se mantienen “puras”…

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here