Sabemos que el mundo de las actualizaciones de seguridad es muy turbio en lo que respecta a los dispositivos Android, pero parece que las cosas en realidad son peores de lo que podríamos imaginar.

Si bien es muy difícil para los fabricantes de teléfonos mantenerse al tanto de todas las versiones de seguridad que salen de Google, según un nuevo informe de Wired, son varios los fabricantes que dicen haber aplicado las actualizaciones cuando en realidad no lo han hecho, dejando los dispositivos desprotegidos mientras los usuarios creen que están sanos y salvos.

Para aquellos que no lo saben, Google publica parches de seguridad mensuales para Android e incluso les facilita a los usuarios ver hasta qué punto su dispositivo está parchado. De hecho, una sección de la aplicación de configuración del dispositivo muestra el nivel de parche de seguridad para que todos lo vean, y es esto lo que los investigadores han estado verificando.

La SRL investigó alrededor de 12,000 dispositivos de una docena de los fabricantes de dispositivos Android más populares durante el año pasado. Esos teléfonos provienen de grandes nombres como Samsung, Motorola, HTC y, por supuesto, Google. De acuerdo con los datos recopilados, las “brechas de parches” a menudo eran evidentes, ya que los dispositivos mostraban una fecha específica a la que se suponía que tenían parches, mientras que faltaban “hasta una docena” de los parches de esa actualización en particular.

Al ser consultados al respecto, varios fabricantes informaron que “no instalaron alguno de los parches y que se limitaron a cambiar la fecha del parche por varios meses”.

En la actualidad, la mayoría de fabricantes tienen entree 1 y 5 parches de seguridad pendientes. Lo cual resulta preocupante, especialmente para los usuarios que creían tener sus dispositivos seguros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here