CloudMounter

Hoy en día es común encontrarnos con ultrabooks y notebooks con buenas especificaciones, buen precio y una única carencia: poco espacio de almacenamiento.

Afortunadamente, si una cosa sobra en la actualidad, son los servicios que brindan almacenamiento gratuito en la nube. Puedes tener desde 15GB (Google Drive) hasta 100GB (Degoo), más que suficiente para almacenar todo lo que quieras, sin necesidad de ocupar espacio físico en tu PC.

Supongo que alguno de ustedes dirá que no es lo mismo tener un disco físico que tener espacio de almacenamiento en la nube, pero la realidad es que si. De hecho, gracias a CloudMounter, puedes convertir todos tus servicios de almacenamiento en la nube en discos físicos a los que puedes acceder en tiempo real, como si estuvieran instalados en tu ordenador.

Hasta ahora CloudMounter sólo estaba disponible para Mac, pero ahora podrás disfrutar de esta genial utilidad desde tu PC con Windows.

CloudMounter

CloudMounter te permite usar tus cuentas de almacenamiento en la nube de DropBox, Google Drive, OneDrive y otros, montándolas como discos duros físicos que se actualizan en tiempo real y con cero retardo.

Con CloudMounter, lugar de tener una carpeta local con todos tus archivos que se sincronizan con la nube, pasas a un modo totalmente “puro” en la nube, de forma que todos esos GB de espacio local se eliminan, lo que puede ser útil para aquellas personas que tienen espacio de disco limitado.

Cada servicio se monta en una unidad de disco externa y puedes añadir tantas variantes de un mismo servicio como quieras, de forma que si tienes, por ejemplo, un Dropbox personal y otro laboral, puedes tener ambas identidades montadas en el escritorio como si fueran unidades de almacenamiento físicas.

Discos virtuales

En mi casa, tengo CloudMounter instalado en mi MacBook Pro, en el PC de mi trabajo, y en lugar de estar iniciando y cerrando cesión en uno y otro equipo, simplemente he instalado CloudMounter y accedo a mis cuentas de almacenamiento de forma rápida y transparente. Sólo tienes que iniciar sesión una vez, y tus cuentas se quedan montadas todo el tiempo que quieras.

Pero CloudMounter no sólo es genial para trabajar. También viene genial si tienes un portátil con poco espacio de almacenamiento, ya que puedes aprovechar mejor el espacio físico mediante la creación de discos virtuales basados en la nube en los cuales puedes almacenar cualquier tipo de información (documentos, fotos, películas, videos, música, aplicaciones, etc).

Puedes descargar la versión de prueba de CloudMounter para Windows y si tras probarla quieres la versión definitiva, puedes pagar 29,99 dólares y comprar una licencia.

Compartir
Artículo anteriorCómo bloquear tu perfil de Netflix con un pin
Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here