Apocalyptic city

En 2020,  las palabras skyquake y cielomoto han ganado popularidad alrededor del mundo debido a que ha empezado a utilizarse para identificar una serie de fenómenos sonoros o auditivos de origen desconocido.

La palabra skyquake, al igual que su traducción al español, cielomoto, no identifican un único fenómeno, sino que se utilizan de manera indistinta para identificar cualquier sonido cuyo origen no se pueda identificar de forma concluyente.

De este modo, cuando alguien escucha un pitido o silbido agudo aparentemente proveniente del cielo, se dice que esa persona ha escuchado un skyquake o cielomoto. Del mismo modo, si se escucha un sonido de explosión o un sonido metálico de origen desconocido, también se le identificará como un cielomoto, skyquake o the hum.

The hum es otro de los nombres con el que se ha bautizado este fenómeno, que generalmente ocurre durante la noche o a primeras horas de la mañana, y que contrario a lo que puedas creer, científicamente no ha sido explicado aun. No, hay muchas teorías e hipótesis, pero a día de hoy, no existe una explicación concluyente para el fenómeno.

Origen del término skyquake o cielomoto

Skyquake en literatura

La palabra skyquake se utilizó por primera vez en 1853, en un diario llamado The Literary Gazette: A Weekly Journal of Literature, Science, and the Fine Arts. Y la palabra no se usó para identificar el extraordinario sonido que mucha gente está escuchando por las noches, sino que alguien lo utilizó una sola vez, en todo el diario, como parte del siguiente poema:

«nothing remains still for a moment : there is a universal earthquake, air- quake, skyquake, and sunquake, and the eternal Nature seems to be troubled with delirium tremens.»

La segunda vez que se utilizó el término skyquake fue en 1870, donde esta palabra se menciona una vez en el libro Letters from the Pacific Slope: Or First Impressions de Harvey Rice.

Skyquake

Una vez más, la palabra skyquake se menciona una vez en todo el libro, en la página 121, y si bien no se trataba de un libro de carácter científico, el uso que se hace de esta palabra no es tan banal como el de la gaceta literaria.

A partir de aquí, tendremos que esperar hasta 1936 para volver a encontrar el término skyquake, otra vez en una poesía. Y así permaneceremos leyendo el término de manera testimonial una vez en varias novelas, hasta llegar al año 1967, cuando el escritor Jay David lo utiliza para describir un fenómeno relacionado con los OVNIs en su libro: The Flying Saucer Reader.

Libro OVNIs

Posteriormente, en 1981, los escritores Norman J. Briazack y Simon Mennick, se atreven a definir por primera vez el término Skyquake en su libro: The UFO Guidebook.

Among the unexplained mysterious phenomena are the explosions or quakes heard emanating from the upper atmosphere. These skyquakes, also known as airquakes, received widespread publicity in early December 1977 when on several different occasions, residents along the east coast of the United States reported loud aerial explosions. Sonic booms from passing jet planes and nuclear explosions were ruled out as possible causes by scientists. Three other possibilities remained. One was that the military was testing some sort of secret weapon. The second was that skyquakes were a natural phenomenon as yet unidentified. The third was that UFOs were responsible. Despite attempts to pinpoint the source of the skyquakes, neither the government nor the scientists were able to identify them.

A partir de aquí, el término skyquake se convirtió en parte del léxico dentro de la comunidad de ufólogos a nivel mundial, y hasta se tradujo al español como cielomoto. De hecho, el término cielomoto, usado como traducción de skyquake es bastante reciente.

Teorías sin validez científica sobre el origen de los skyquakes o cielomotos

Como dije al principio de este post, este año el fenómeno de los cielomotos o skyquake se ha multiplicado de manera exponencial.

Hay quien dice que es algo que siempre ha ocurrido, desde el principio de los tiempos. Y que nunca lo habíamos notado debido al ruido ambiental alrededor de las ciudades, pero que gracias a la cuarentena provocada por la pandemia de coronavirus (covid19), el mundo por fin se ha quedado en silencio y de repente esto nos ha permitido escuchar con frecuencia los cielomotos, los skyquakes o the hum.

 

Esta teoría es totalmente absurda, ya que es imposible que hoy en día, producto de una cuarentena, el mundo esté más en silencio que hace dos siglos o que hace mil años. Por no mencionar que no existen registros históricos para referirse a este fenómeno. Difícil creer que nadie se haya tomado la molestia de definir un supuesto fenómeno natural común entre los miles de millones de humanos que han pasado por la tierra desde que el ser humano tiene conocimientos de la escritura.

Luego está la supuesta explicación de la NASA, que aparentemente tiene la última palabra a la hora de definir fenómenos naturales. Y digo supuesta, porque todavía no he dado con el paper científico en donde la NASA explica este fenómeno. Todo el mundo dice: “Eso ya lo explicó la NASA” pero nadie tiene la fuente dónde se explica.

Pero bueno, según esta teoría atribuida a alguien dentro de la NASA, los cielomotos o skyquakes no son más que un fenómeno meteorológico ocasionado por el choque de capas de aire frío con capas más calurosas.

 

Podría ser cierta, pero me gustaría que alguien me explique como es posible que se esté escuchando en todo el mundo al mismo tiempo, en países con condiciones climáticas tan distintas como Suecia, Chile, Venezuela, España, Estados Unidos. Y que alguien que está en Siberia a -35ºC escuche lo mismo que otra persona que está en una tienda en medio del Sahara a 45ºC.

Por otro lado están quienes dicen que los cielomotos o the hum no son más que los sonidos provocados por naves militares ultra-secretas, por OVNIs o incluso hay quienes van más allá y afirman que se tratan de las trompetas de Apocalipsis. Teorías de todo tipo para escoger, desde conspiranóicas hasta apocalípticas, y que guardan todas una única cosa en común: ninguna es capaz de explicar los orígenes reales este fenómeno.

El fenómeno tiene muchos nombres, pero más allá de poder identificarle cuando sucede, los nombres por si mismos no explican nada. Queda en manos de la comunidad científica investigar y explicar el verdadero origen de este extraño y siniestro fenómeno conocido como cielomoto, skyquake o the hum.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here